Palabras que burbujean como un refresco: poemas de verano

En grandes campos verdes, bajo un cielo azul cargado de grandes nubes blancas y en la compañía del sonido veraniego de las cigarras, comienza una historia de amor, deseos y recuerdos. Palabras que burbujean como un refresco (Cider no You ni Kotoba ga Wakiagaru) es una película que tiene como protagonistas a Smile, una joven popular en redes pero con inseguridades respecto a sus dientes, y Cherry, un joven con dificultades para hablar en público que encuentra tranquilidad en la escritura de haikus. Un incidente los llevará a cruzar sus caminos y empezar una relación de aprendizaje y crecimiento personal.

¿Cómo se realizó la película?

Si bien podría pensarse bajo la estructura típica conocida del boy-meets-girl, la realidad es que, aunque lo amoroso esté muy presente, el foco de la obra no es únicamente el vínculo romántico del par de jóvenes. Además del de la pareja principal, aparecen distintas formas de cariño, como la lucha de un señor mayor por no perder el recuerdo de su fallecida esposa, el aliento de las amistades y el apoyo de la familia en momentos de dolor.

La película, dirigida por Ishiguro Kyouhei (Shigatsu wa Kimi no Uso) y nominada para el Mainichi Premio de Película para Mejor Película de Animación​ y al Golden Goblet del Festival Internacional de Cine de Shanghái, llegó a Netflix y a los cines japoneses simultáneamente en julio 2021.

Se destaca en términos visuales principalmente por sus colores brillantes y tramas alegres, que recuerda a series como Gatchaman Crowds, aunque con menor intensidad. Tiene un trabajo fuerte en el uso de planos, ángulos y luces que remiten más al universo cinematográfico que al anime mainstream, aunque sin buscar realismo en el diseño de personajes, a cargo de Aikyou Yukiko (Shigatsu wa Kimi no Uso) o de espacios. Aún así, sus escenarios campestres resaltan por su belleza y la tranquilidad que transmiten. 

Un dato importante a destacar es que el film fue realizado en conmemoración del décimo aniversario de flying DOG, un sello discográfico que produjo reconocidas series como Samurai Champloo. No es casual, entonces, que el hilo conductor de la historia esté relacionado a la industria musical: es la búsqueda de un vinilo perdido y el anhelo de escuchar una vez más una voz lo que lleva a los protagonistas a unirse. A su vez, aparecen curiosidades como un póster de Freddie Mercury de fondo, quien, al igual que Smile, tenía inseguridades sobre sus dientes. 

Una armonía de emociones

La música, a cargo de Kensuke Ushio (Devilman Crybaby) y con el tema principal interpretado por la banda Never Young Beach, es clave para generar los climas. Con sonidos sintéticos que van desde ritmos acelerados hasta calmas composiciones en teclado, se genera una perfecta sintonía con la trama y el estilo visual. También, el significado de los sonidos cobra importancia, ya que Cherry es susceptible a volúmenes altos y el uso que hace de sus auriculares para calmarse marca sus progresos en las relaciones con el resto de los personajes.

Tanto Smile como Cherry tienen barreras emocionales que se representan físicamente, ya sea en un barbijo para tapar la cara o audífonos para no escuchar. La manera de afrontarlos es distinta para cada uno; ella prefiere streamear en vivo con sus seguidores y él, escribir haikus. El celular aparece como un vehiculizador de su relación, pero también como un espejo de las situaciones que viven. En ese sentido, los reflejos en las pantallas u otras superficies aparecen como un motivo que se repite, pero para que los protagonistas puedan encontrarse a sí mismos, es necesario que miren al otro cara a cara.

Otro elemento que aparece reiteradamente es el daruma, un muñeco-amuleto que representa, en el folklore japonés, el optimismo y la determinación en las metas por cumplir. Estas figuras son la imagen principal de un festival al que asisten y se los puede ver por todas partes en el shopping donde transcurre parte de la historia. Esta unión entre lo tradicional y lo actual puede verse también en las comparaciones entre el uso de aplicaciones o libros, los haikus llevados a grafittis en partes de la ciudad y, sobre todo, en el vínculo de ayuda que se establece entre adultos mayores y jóvenes. De esta manera y con una estética agradable, Palabras que burbujean como un refresco envía un mensaje alentador de amor, unión y perseverancia.

Datos de Palabras que burbujean como un refresco

Título original: Cider no You ni Kotoba ga Wakiagaru

Año: 2021

Duración: 1hr 27 min

País: Japón

Dirección: Kyouhei Ishiguro

Guión: Dai Satou

Diseño de personajes: Yukiko Aikyou

Dirección de animación: Yukiko Watabe

Música: Kensuke Ushio, never young beach

Productora: flying DOG

Estudios: Signal.MD, Sublimation


¿Y vos ya viste Palabras que burbujean como un refresco en Netflix? ¿Que reflexión haces acerca de esta bella película?

Deja tu comentario
Sobre Caterina Niello 1 artículo
Licenciada en Crítica de Artes. Maestranda en Cultura Pública. Investigo sobre animación y dirijo Revista Varda.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


2 × 4 =